TERAPIA HIPERACTIVIDAD

ansiedad-Getafe-tratamiento-psicológico

Tratamiento ataque de pánico

Un ataque de pánico es una reacción de ansiedad, miedo y gran malestar, muy intensos en los que la persona que los padece nota cómo se le acelera el corazón, tiene sudores fríos, temblores, sensación ahogo, de no poder respirar, mareos, desmayos, inestabilidad, miedo a que le puede estar dando un infarto, a enloquecer, a perder el control.

Hay muchas situaciones y estímulos que pueden acabar desencadenando una crisis de pánico. La persona que sufre estas crisis puede llegar a sentirse muy incapacitada y limitada puesto que el miedo a no poder controlar y a que se vuelva repetir en cualquier situación se ve incrementado tras cada crisis, lo que lleva en muchas ocasiones a un sentimiento de indefensión.

 A través del proceso terapéutico totalmente personalizado, los pacientes adquieren herramientas y aprenden a controlar ese gran malestar que les generan los ataques de pánico y poco a poco van ampliando sus horizontes ganando la batalla al miedo, exponiéndose a las situaciones temidas, incorporando a su vida hábitos de vida saludables y consiguen que aquellas actividades que generaban miedo y angustia, acaben siendo en muchas ocasiones placenteras.

¿Cómo podemos ayudarte?

En En Efectiva-mente integramos diferentes técnicas para conseguir el bienestar de nuestros pacientes. Nuestro proceso terapéutico es de la forma siguiente:

Primero realizamos las sesiones de evaluación, necesarias en la que analizamos y estructuramos los síntomas que han llevado a consulta.

Después, hacemos una sesión de devolución de información, en la que exponemos nuestro diagnóstico y ofrecemos nuestro planteamiento sobre qué podemos hacer y cuál va a ser el abordaje donde establecemos prioridades en la búsqueda de soluciones a los problemas específicos de cada paciente.

La fase siguiente es la aplicación del tratamiento personalizado. En las sesiones, iremos aplicando distintas técnicas donde conseguimos que los usuarios se sientan mejor y vayan incorporando herramientas de abordaje y resolución autónomos de los problemas que le han llevado a vernos.

La última fase es la de alta y seguimiento. El objetivo final es resolver las dificultades en un periodo concreto, por lo que las sesiones pasarán de ser semanales, quincenales, mensuales o trimestrales en caso de ser necesario.