3 Beneficios de pintar mandalas

Antes de empezar  a tratar sobre los 3 beneficios de pintar mandalas, queremos compartir con todos vosotros qué son.

¿Qué son los mandalas?

Son diagramas simbólicos de origen  budista que significa la evolución del universo. Tanto en el  budismo como en el hinduismo, se cree que  ayudan a transformar la mente de aquellos que meditan con ellos.

Dibujar o colorear mandalas es una actividad cada vez más popular y habitual que se ha ido colando poco a poco en  nuestro día a día.  De ellos se puede extraer mucha información acerca del estado anímico de cada persona usuaria de esta práctica artístico-creativa,  ya que dependiendo de su forma y de los colores que se usen para colorearlos, variará el significado. Es una forma de que representemos nuestros sentimientos y emociones a través de una dinámica divertida y entretenida como es pintar mandalas. Esta actividad, nos puede aportar mucha calma, paz y puede alejar de nosotros el estrés y la ansiedad.

Si aún no has oído hablar antes sobre los beneficios de pintar mandalas, toma nota y no te pierdas este artículo sobre 3 beneficios de pintar mandalas para ti o para los más peques de la casa. (Recuerda no ser excesivamente exigente con ellos, la idea fundamental es aprender y practicar una actividad divertida)

Uno de los 3 beneficios de pintar mandalas es trabajar la paciencia y la capacidad de fijar la atención. Como sabrás, los mandalas son dibujos muy laboriosos. Por ejemplo, si deseas crear y colorear uno,  te llevará un largo periodo de tiempo,  ya que no son dibujos fáciles de pintar y, mucho menos, rápidos de colorear.

Esta técnica se está usando cada vez más con niños que acuden a terapia por hiperactividad. Es muy interesante introducir a los más pequeños de la casa en esta actividad, porque  puedes trabajar la psicomotricidad fina, aprender formas geométricas y fomentar su creatividad.

El segundo de los tres beneficios de pintar mandalas es que nos ayuda a aliviar el estrés y por tanto, las consecuencias del mismo sobre nuestra salud, y  cada vez son más las personas que sufren estrés y ansiedad. Pintar mandalas, puede ser una actividad enriquecedora para todas aquellas personas que por su trabajo o por los acontecimientos que acontecen en su vida cotidiana, tienen niveles altos de estrés y ansiedad.   Además, esta técnica es muy muy económica, ya que solo necesitas papel y pinturas.

Sacar un rato al final del día para cuidarte  pintando mandalas puede ser de mucha ayuda para combatir el estrés. Nos ayuda a conectar con el aquí y el ahora realizando una actividad placentera. Nos pasamos el día haciendo planes y pensando en todo lo que tenemos que hacer, algo que incrementa aún más la sensación de ansiedad. Eso sí, recuerda usar colores alegres y llamativos cuando estés coloreando tu mandala. Verás cómo poco a poco, llega a ti la concentración y te evades de algunas tediosas tareas por un rato, tiempo suficiente para que puedas ir a dormir mucho más despejado.

El tercer beneficio de pintar mandalas, es que mejora tu memoria,  por eso, cada vez en más centros de día y residencias de tercera edad se incluye esta técnica en actividades bajo las áreas de terapia ocupacional o psicología.

Si necesitas desconectar, combatir el estrés o simplemente fomentar tu creatividad o desarrollarla mucho más, pintar mandalas es una opción perfecta para ti.

¡¡Desenfunda esos lápices de colores y, a disfrutar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.